Healthy food on a table

Alimentación

No existe alimento malo o bueno, sino adecuado o inadecuado para ti en este momento y por esta condición. Descubre qué alimentos necesita tu cuerpo ahora para recuperar su funcionalidad.

Reserva tu sesión
Arrow pointing down

eres lo que asimilas

Alimentación

La alimentación es mucho más que una fuente de energía para el cuerpo. Aquello que comemos y cómo lo comemos determina por completo la salud y el estado de ánimo.

Cuando ingerimos un alimento éste comienza a digerirse en la boca gracias a las enzimas de la saliva. Posteriormente pasa al estómago y al duodeno, donde el ácido clorhídrico y más tarde la bilis desempeñan su función catabolizante. De este modo, lo que queda del alimento ya casi desintegrado comienza a asimilarse en el intestino delgado gracias al trabajo de millones de bacterias. Aquello que no ha podido absorberse a través de la vellosidad del intestino delgado pasa al intestino grueso para comenzar su fase de fermentación o putrefacción que finalmente formará las heces.

Si el ph de la saliva o del estómago no está en su punto correcto de acidez, o bien la bilis no posee las enzimas necesarias, o la flora del intestino está desequilibrada, el alimento no puede desintegrarse correctamente y por lo tanto los nutrientes no llegan correctamente a la sangre y por mucho que comamos podemos sufrir malnutrición o desnutrición. Eso significa que el sistema inmunitario puede verse debilitado, o bien no se puedan sintetizar bien ciertas hormonas, o tal vez se acelere la muerte de unos centenares de neuronas. Todo esto significa que podemos sentirnos tristes, apáticos, irritables, con insomnio, ansiedad o con tendencia a sufrir dolores o enfermedades continuamente.

Si prolongamos en el tiempo dicha malnutrición, pueden aparecer problemas mucho más serios y difíciles de resolver. Por eso es importante conocer el funcionamiento del cuerpo y saber reconocer sus necesidades para poderlo atender correctamente y gozar así de un buen estado de ánimo y de salud.

También es cierto que las emociones y los pensamientos pueden generar cambios en el organismo. No hay más que observar el resultado de los estudios de Masaru Emoto con el agua o el arroz. Ahí queda muy bien reflejado el poder de la mente para influir sobre las células de los cuerpos físicos. Puedes buscar en Google para más información.

Con el Método NUA™ establecemos nuevos hábitos alimentarios para resetear el organismo y equilibrarlo. Pero también te acompaño a nivel emocional y energético a través de la terapia manual y el mindfulness. Así el tránsito hacia un estado de bienestar se hace más consciente y definitivo.